MÉXICO EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

MÉXICO EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

Antecedentes (Durante la presidencia de Lázaro Cárdenas):

En 1935 Italia, entonces bajo el mando del Partido Fascista invadió el Reino Etiopía, México protestó y ante la Sociedad de las Naciones y ejerció un bloqueo económico suspendiendo la exportación de carbón, petróleo, hierro y otros productos mexicanos y evitando la compra de artículos italianos.

El presidente Gral. Lázaro Cárdenas del Río puso en práctica una política de asilo a numerosos desplazados de las luchas que se registraban en Europa, y de las persecuciones del líder de la U.R.S.S. Josif Stalin, y cuyo personaje más notable fue León Trotsky, y a los refugiados civiles y militares republicanos de la Guerra Civil Española, que desde 1937 llegaron en barcos alquilados por el mismo gobierno mexicano.

Al realizarse la invasión de Checoslovaquia, en septiembre de 1939 el gobierno cardenista se declara neutral y llegan al puerto de Veracruz a los primeros refugiados mexicanos de la guerra, quienes vivían o estudiaban en Europa, a su vez el gobierno cardenista confisca las propiedades privadas o compañías de origen Italiano y Alemán.

Ese mismo año el 12 de Mayo protesta ante Alemania por la invasión de Bélgica, Los Países Bajos y Luxemburgo y expulsa al embajador alemán.

Por la entrada formal de Italia a la guerra se refugian barcos italianos en puertos mexicanos, varios barcos alemanes tratan de salir pero al ser topados en el mar por fuerzas británicas regresan a puertos mexicanos donde varios serán confiscados y puestos al servicio del gobierno mexicano. Entre estos están varios buques que luego serían hundidos por submarinos alemanes.

Durante la presidencia de Manuel Ávila Camacho:

La provocación.

Con la entrada al gobierno del Gral. Manuel Ávila Camacho en diciembre de 1940 los EE.UU. propusieron a México, normalizar las compras de petróleo, suspendidas después de la Expropiación de 1938, cuando los países afectados bloquearon el petróleo mexicano y el gobierno tuvo que recurrir a su venta al Eje.

Para entonces México aumentó la venta de petróleo a varios países siendo su principal cliente Estados Unidos, motivo por el cual los submarinos alemanes el día 23 de abril de 1942 torpedearon el primer buque tanque de PEMEX, llamado Tamaulipas en su tránsito entre la Habana y la Florida, el 13 y 14 mayo de 1942 torpedean otros dos navíos petroleros, el Potrero del Llano y luego el Faja de Oro.

Luego de funerales públicos en el Zócalo a los marinos muertos el presidente solicitó al Congreso se abra un periodo extraordinario para preparar analizar la declaratoria de guerra el 22 de mayo de 1942.

La coordinación de la defensa de toda la costa de Golfo de México y el Caribe mexicano queda inicialmente bajo el mando del Gral. Abelardo L. Rodríguez y la costa del Pacifico a cargo del Gral. Lázaro Cárdenas, mismo que se opone a que sean usados los puertos naturales del Golfo de California como bases para la marina estadounidense. Después es nombrado Secretario de la Defensa Nacional.

Los preparativos.

Se promulga la Ley del Servicio Militar Obligatorio y se autoriza el enrolamiento de ciudadanos mexicanos en el ejército de los EE.UU.

El gobierno adquiere en 1943 al nuevo equipo militar adquirido en los EE.UU. En las ciudades de todo el país pero sobre todas en la ciudad de México se dan ejercicios de obscurecimiento, en los cuales la población civil debía participar al apagar todas las fuentes de luz, para así hacer difícil el bombardeo de estas ciudades.

Para el día 14 de Diciembre sale vía EE.UU. un grupo de 150 pilotos de la Fuerza Aérea Mexicana para integrarse a unidades de combate estadounidense en el Pacifico.

Por estas fechas se da una ceremonia en la Plaza de la Constitución de la ciudad de México a la que seguirían varias otras, conocidas como Ceremonias de Acercamiento, en la cual los ex presidentes vivos se reunirían poniendo sus diferencias a un lado: Plutarco Elías Calles, Abelardo L. Rodríguez, Pascual Ortiz Rubio, Emilio Portes Gil, Adolfo de la Huerta y Lázaro Cárdenas respaldaron públicamente al presidente Manuel Ávila Camacho.

También varias autoridades estadounidenses visitan México, pero destaca la del presidente Franklin Roosevelt la ciudad de Monterrey, siendo la primera visita a territorio mexicano de un presidente estadounidense.

Escuadrón 201

El 24 de julio de 1944 un grupo de combate de la Fuerza Aérea Mexicana sale de la estación del ferrocarril de Buenavista rumbo a los EE.UU. para recibir entrenamiento y así ser enviados luego al frente del Pacífico en Asia, específicamente a las Islas Filipinas. A este grupo se la dio el nombre de Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana Escuadrón 201, con alrededor de 300 efectivos operó durante la Batalla de Luzón en la etapa final del conflicto. Los pilotos fueron adiestrados en diversas bases aéreas de los Estados Unidos y partieron del puerto de San Francisco para colaborar con las fuerzas aliadas en la liberación de las Islas Filipinas, ocupadas por el Japón.

El Escuadrón 201 llevó al cabo 59 misiones de combate, en Luzón (La isla mayor de las Filipinas) y Formosa (Taiwan), de las que 50 fueron calificadas de exitosas, para una efectividad del 85%, lanzó 252 bombas de media tonelada y se dispararon 138,652 cartuchos de ametralladora calibre 50. Las estadísticas demuestran la efectividad del escuadrón a pesar del corto tiempo de su actuación en combate, de junio a agosto de 1945, lapso en el cual perdieron la vida 5 de sus integrantes. Concluida la guerra, la FAEM regresó a México y fue recibida con un acto multitudinario en la Plaza de la Constitución de la Ciudad de México el 18 de noviembre de 1945. La Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana es la única unidad militar mexicana que ha combatido fuera del territorio mexicano.

México fundador de la ONU

El 5 de abril se celebra en la ciudad de San Francisco en los EE.UU. las conferencias de paz, donde México participa con una delegación como futuro miembro fundador de la Organización de Naciones Unidas el 24 de octubre de 1945.

Los braceros

Tras la Gran Depresión los trabajadores mexicanos eran perseguidos y expulsados de los EE.UU., pero durante la guerra la mano de obra masculina escaseó lo que los motivó a ese país a emplear a las mujeres para los trabajos industriales y agrícolas, pero esta mano de obra no fue suficiente para trabajar al ritmo de la guerra, así que en 1940 ambos gobiernos acuerdan realizar un tratado para regular el paso de trabajadores mexicanos a diferentes actividades en los EE.UU., para lo cual además de un buen sueldo se les prometieron seguridad social y un sistema de ahorro para cuando ya no fueran necesarios, estos acuerdos se prorrogaron hasta los años 60.

Cine mexicano

Una situación poco conocida es el auge que tuvo la música, la radio y sobre todas el cine mexicano durante la guerra, ya que por un lado la escasez de mano de obra encareció los costos de las producciones hechas en los EE.UU., lo que motivó el traslado de estas a los foros estudios mexicanos sobre todo los Estudios Churubusco y los Estudios Azteca de la ciudad de México y los desiertos de Durango. Se producía muy poco cine estadounidense y de otras partes, lo que permitió la exportación y difusión del Cine Mexicano por todo el mundo, donde imprimió una huella permanente.

La época de oro del cine mexicano.

Durante los años de la Segunda Guerra Mundial, la industria cinematográfica mexicana, prosperó en forma notable. De 1941 a 1945 aproximadamente, el cine mexicano conoció la que después fue llamada “Época de Oro”. En 1941 surgieron varias compañías productoras, como Filmex, Films Mundiales, Posa Films, Rodríguez Hermanos y la asociación de Bustillo Oro y Grovas. Este ambiente cultural favoreció el surgimiento de una nueva generación de directores, entre los que destacaron Emilio “el Indio” Fernández y Fernando de Fuentes. Los actores de esa época son, hasta la fecha, clásicos del cine mexicano.

Las películas de tema ranchero eran protagonizadas principalmente por Jorge Negrete, llamado también “El Charro Cantor”, Pedro Infante, Pedro Arrnendáriz, Luis Aguilar y Tito Guízar; y en los papeles femeninos, por Sofía Álvarez, Marga López, María Félix, Dolores del Río, Rosita Quintana, Miroslava, Flor Silvestre y Lilia Prado.

En las películas cómicas y en las musicales se lucían actores como Cantinflas, Tin Tán, Palillo, Joaquín Pardavé, Silvia Pinal, Amalia Aguilar, Rosina Pagán y Nelly Montiel.

Las cintas de tema fatalista como las de cabaret y de mujeres “malas” también se abrieron camino entre las luces del cine. Integraban su reparto Ninón Sevilla, Rosa Carrnina, Mapy Cortés, Arturo de Córdova galán en tragedias y melodramas al estilo Hitchcock, Emilio Tuero, Margarita Mora, Domingo Soler, Manolita Saval y Julián Soler, entre otros.

Otros medios:

Aparecieron radionovelas como: Contraespionaje y Las ideas no se matan. Agustín Lara estrenó su Cantar del Regimiento y se puso de moda la canción Despedida de Daniel Santos.

 

 

 

 

 

About these ads
This entry was posted in Estructura Socioeconómica. Bookmark the permalink.

3 Responses to MÉXICO EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

  1. Juan Pablo CE says:

    Es un gran recorrido por este pequeño lapso de la historia

  2. Valeria Pastrana says:

    Bien! Ya estudié :D

  3. Alexa silva says:

    La clase me encanta!!! :) son interesantes los viideos!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s